domingo

Imaginación Laberintos

Creatividad Laberintos
Los Laberintos Clásicos, que son los de una sola vía son recorridos para andar en espiral. Al entrar en ellos, el objetivo es andar el camino hasta el centro, parar, dar la vuelta y volver a recorrer el camino de vuelta, al ritmo deseado. Son una forma de meditación en marcha y pueden ayudarnos a centrarnos. Liberan el cerebro derecho, básico para la creatividad.


Su popularidad está aumentando por muchos motivos y se pueden encontrar en cualquier parte. También están apareciendo laberintos en los hospitales y otras instalaciones médicas. En muchos de ellos, a lo largo del límite exterior, tienen palabras marcadas: Crea.
Fe. Sabiduría. Cree. Los visitantes suelen escoger una de esas palabras y la van repitiendo, como un mantra en la meditación, conforme van avanzando en círculo hacia el centro.

“Los Laberintos son escapadas para el cerebro derecho”. Conforme
el cerebro izquierdo se va sumiendo en la progresión lógica de recorrer el camino, el cerebro derecho queda en libertad para pensar de forma creativa. “Vivimos en un mundo tan centrado en el cerebro izquierdo...” Cuando la gente se adentra en un laberinto, sus consciencias pasa de lo lineal a lo no lineal y traen a la superficie nuestro patrón más profundo e intuitivo. Te lleva a una parte completamente diferente de tu ser que ese sentimiento de resolver problemas y esperar conseguirlo. Incluso la forma de los laberintos típicos es significativa. El círculo es el arquetipo del todo y la unidad. Así que, cuando la gente camina por el laberinto, empiezan a ver su propia vida al completo.

Recurso de Interés:
Libro:
TODOS SOMOS CREATIVOS: CULTIVAR EL PODER Y LA PASION DE CREAR
de
GOMEZ, GEORGE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada